Antes de sentarte a escribir deberías tener a mano una serie de recursos, obras de consulta, etc. a los que poder echar mano mientras afrontas tu obra. Hoy día, todo ese trabajo previo de preparación en buena medida ha sido suplido por Internet. Sin duda, lo primero que necesitas es tener acceso a Internet para las consultas y dudas que te pueden ir surgiendo al documentar la obra. No todos los libros lo exigen, pero es bueno que haya una fase previa de documentación y toma en contacto con aquello que deseas contar. Más allá de esa fase, hay algunos recursos que deberías tener siempre y que te sirvan de soporte. Digamos que son como los manuales, las obras de referencia, la bibliografía, las obras de consulta que todo artesano tiene a mano.

En esa biblioteca pragmática, ¿qué ejemplares deberías tener? En primer lugar no deberían faltar diccionarios (sí, puede suplirse con Internet). Aconsejo el diccionario de la RAE y también alguno de sinónimos (que nunca viene mal). No estaría mal tampoco el diccionario panhispánico de dudas (se puede consultar también on-line).

Otros ejemplares con los que deberías contar son manuales de estilo. Para esto vienen muy bien los libros de estilo que tienen los medios de comunicación. Hacerte con el libro de Estilo de El País por ejemplo es una buena idea, o adquirir el magnífico El estilo del periodista, de Álex Grijelmo. Tampoco es mala idea El dardo en la palabra, de Lázaro Carreter.

Esas obras vienen muy bien para cuidar la forma, la sintaxis y los errores. También tendrías que tener alguna obra de referencia para dominar la estructura de tu obra. En este sentido hay muchísimos libros que te ayudan a escribir mejor (hasta yo tengo uno de creatividad literaria que no está nada mal, qué iba a decir yo). Lo mejor es que ojees varios y te hagas con dos o tres que te puedan servir para iniciar la escritura, o bien para desatascarte. Estas obras son muy buenas para superar la página en blanco y para dotar de sentido a tu libro y no perderte en digresiones o divagaciones. En este sentido, aunque sea de cine, recomiendo el libro El guion, de Syd Field, que es realmente brillante.

Por último, considero inspirador y de gran utilidad seguir los consejos de otros escritores a los que admires. Si buceas un poco por Internet descubrirás que gran parte de los escritores de prestigio y superventas acaban escribiendo libros donde hablan de su proceso creativo. A mí eso me resulta tremendamente inspirador, revelador y orientador. Es un privilegio que los escritores que admiras te dejen entrar a su mente y te expliquen cómo funcionan para escribir. De este tipo me encantó Mientras escribo de Stephen King. Lo recomiendo siempre, porque es sincero, le salió del corazón, del alma y da muchísimo aliento a todo nuevo escritor. También es muy acertado Zen en el arte de escribir, de Ray Bradbury. Así que piensa en qué escritor admiras y busca si tiene algo publicado sobre la escritura.

Anuncios